Sobre el CEI

El CONSEJO ESPÍRITA INTERNACIONAL (CEI) fue constituido el 28 de noviembre de 1992 en Madrid, España. Es un organismo de ámbito mundial, sin fines lucrativos, resultado de la unión de las Entidades representativas de los Movimientos Espíritas Nacionales.

Misión
El CEI tiene como misión promover la unificación del Movimiento Espírita en el mundo, con base en los principios establecidos por Allan Kardec, mediante la acción conjunta de las instituciones que lo integran.

Visión
Ser reconocido como una Entidad actuante en el mundo a través de acciones que propicien la unión de los espíritas, la unidad doctrinaria y la calidad del Movimiento.
Finalidades y Objetivos
Se fundamenta en el Espiritismo o Doctrina Espírita contenida en las obras de Allan Kardec y tiene el propósito de:
Promover la unión solidaria y fraterna de los espíritas y de las instituciones espíritas de todos los países, así como la unificación del Movimiento Espírita Internacional;
Promover el estudio y la difusión del Espiritismo en el mundo, en sus tres aspectos básicos: científico, filosófico y moral-religioso;
Promover la paz y la práctica de la caridad espiritual, moral y material, a la luz del Espiritismo;
Promover reuniones periódicas de las Entidades Nacionales de Unificación que lo constituyan para el intercambio de informaciones y experiencias;
Coordinar y promover la realización de cursos, encuentros, simposios y congresos espíritas internacionales, cuidando los principios doctrinarios.
Cooperar con las Entidades Nacionales que lo constituyan, cuando le sea solicitado, en la estructuración de sus actividades doctrinarias, asistenciales, administrativas, de divulgación, de unificación y otras de naturaleza espírita;
Promover la difusión del Espiritismo en todos los idiomas posibles por medio del libro, en todas sus presentaciones, de campañas y por medio de la utilización de los diversos medios de comunicación físicos y virtuales, existentes o por existir, siempre que sean compatibles con los principios de la Doctrina Espírita;

Nota:
Ningún congreso, curso, simposio o cualquier reunión promovida por el CEI presentará conclusiones finales que impliquen la modificación de los principios y postulados de la Doctrina Espírita codificada por Allan Kardec.
Todo programa o material de apoyo ofrecido y compartido por el CEI no tendrá aplicación obligatoria, quedando al criterio de las Entidades Nacionales adoptarlo o no, parcial o totalmente, o adoptarlo a sus propias necesidades o beneficios, preservando su contenido doctrinario.

Menú